Eternamente Juntos

Página  literaria de Sheina  Lee

Desde Auschwitz a Chechenia

El calvario que nunca terminó.

El nacionalsocialismo se ha caracterizado por ser uno de los períodos más crueles de la historia. Esta realidad se ha confirmado por una gran cantidad de investigaciones y testigos que narran fielmente las atrocidades cometidas. Disidentes políticos, religiosos, minorías sociales y todos aquellos que no encajaran con el ideal de perfección de la “Raza Aria”y la nueva ideología imperante eran automáticamente desechados a través de terribles torturas que llevaban a estos seres humanos, en la mayoría de los casos a la muerte. Y aquellos que no morían, eran portadores de importantes secuelas físicas y mentales que le dificultarían en la mayoría de los casos, una vida provechosa así como la integración social. Y justamente uno de los grupos más severamente perseguidos, torturados y abusados sexualmente fue la comunidad homo¬sexual, los “triángulos rosas”, (llamados así por el símbolo que los distinguía en los campos ) cuyo suplicio, no ha sido tan conocido como el de otras colectividades.

Un poco de historia

Los homosexuales fueron duramente tratados en los campos, tanto por los guardianes como por el resto de prisioneros. La interpretación del párrafo 175 del Código Penal del Reich, de 1871, criminalizaba los «actos de indecencia» así como los actos sexuales entre dos hombres. Esto significó que los homosexuales que habían sido perseguidos y enviados a los campos de concentración podían ser castigados por la misma ley que regía en 1871.Desgraciadamente sabemos muy poco sobre las decenas de miles de homosexuales que fueron condenados por esta injusticia y que llegaron a ser los principales parias dentro de los campos de concentración al ser rechazados por autoridades y prisioneros. Durante los años de la condena Nazi, cerca de quinientos mil gays y lesbianas fueron arrestados por la homofobia Hitleriana y asesinados simplemente por su orientación sexual. Como veremos, aún después de 1945 ,la mencionada colectividad tuvo que continuar padeciendo burlas y castigos, ya que las principales leyes que los estigmatizaban no fueron derogadas sino hasta 1994. Cabe destacar una “ventaja” a las lesbianas dentro de la mencionada comunidad-entre otros motivos-porque los nazis tenían conciencia de la necesidad de niños arios y además porque generalmente, la mujer tenía poco o ningún poder político durante el Tercer Reich. Los principales principios del régimen, sostenían que las mujeres no tenían otra necesidad sexual más que hacer niños así que, mientras las lesbianas tuvieran un útero, no había ningún problema. De esta manera sus sanciones podían llegar ser mucho más reducida que sus congéneres masculinos, o en muchos casos incluso evitarse. Eso no quita que, algunas lesbianas rebeldes, eran consideradas como «asociales» y se las enviaba a los campos de concentración, donde los Nazis las utilizaban como prostitutas gratis. Tan pronto como Hitler entró en el poder, la represión hacia los judíos y los homosexuales aumentó tremendamente. Uno de sus primeros actos fue cerrar todos los bares regentados por homosexuales, cabarets e incluso el Instituto de Ciencia Sexual que fundó el Dr. Magnus Hirschfeld, donde acudían personalidades de todos los partidos políticos, y por supuesto, también concurrían personas afiliadas al régimen Nazi. Así, se puede decir que el Instituto de Ciencia Sexual fue una de las primera Instituciones víctimas de las atrocidades del régimen Nazi, impidiendo que la “homosexualidad” de grandes figuras del partido saliera a la luz. Al menos un diez por ciento de los hombres que en 1933 tomaron la dirección política de Alemania, no eran lo que ellos consideraban, “sexualmente normales”. Pero esto no fue nada en relación a lo que tuvo que soportar esta colectividad posteriormente.

Concepto de homosexualidad en ese período.

Durante el régimen Nazi, un grupo de médicos definió la homosexualidad como una degeneración de la personalidad y que causaba cambios en el cerebro, en el sistema nervioso y en el sistema hormonal. Así fue como comenzó el interés por la investigación de alguna terapia que pudiera subsanar tal «enfermedad». Los homosexuales y las lesbianas fueron entonces considerados como personas enfermas y había que evitar que éstos propagaran la enfermedad a través del contagio o, si se prefiere, a través de la seducción. A los homosexuales se les calificó como enemigos de la sociedad y de estado, por eso, debían ser tratados como tales. Por eso las S.S. (escuadras de protección al servicio de Adolf Hitler) se dedicaron a torturarlos de todas las formas posibles hasta alcanzar la muerte. La única posibilidad, era huir antes de llegar a esos extremos, pero muchos de ellos, no lo consiguieron.

Artículo 175 (Alemania)

El artículo (párrafo o parágrafo) 175 del Código Penal alemán (§ 175 StGB-Deutschland) fue una norma jurídica que estuvo vigente en Alemania desde el 1 de enero de 1872 hasta el 11 de junio de 1994, cuyo contenido penaba las relaciones homosexuales entre personas de sexo masculino. A partir de 1935 (párrafo 175b) hasta 1969 abarcaba incluso los «actos contra natura con animales». En total, miles de hombres fueron procesados bajo las diferentes versiones de este artículo. De hecho, se planteó la idea de extender la sección 175 del Código Penal a las mujeres, porque se consideraba que los actos sexuales antinaturales entre mujeres debían ser tan castigadas como los realizados entre los hombres, a pesar de que los primeros no eran tan frecuentes o por lo menos, no eran tan públicos como los masculinos. En 1935, el régimen nazi endureció el contenido del artículo 175, entre otras cosas, se incrementaron las penas y, además, se ampliaron las actividades relacionadas con actos condenables bajo la ley. La homosexualidad debía ser reprimida porque se consideraba una muestra de degeneración racial que podía transmitirse, como vicio, de unos individuos a otros; por ello, había que cortarla de raíz antes que se extendiera entre la población. El artículo fue definitivamente eliminado en 1994.

Uniendo esfuerzos

El genocidio es uno de los peores atentados contra los derechos humanos. Un crimen que no ha perdido ni perderá su actualidad; ha marcado especialmente el siglo XX y continúa produciéndose en el siglo XXI en diversas partes del mundo. Las formas de aparición de este fenómeno son tan variadas como sus motivos y hechos desencadenantes. Por ello, la Comunidad Internacional ha intentado repetidamente configurar este tipo de conductas y asignarles una estructura jurídica que favoreciera su persecución amparándose en la protección de los principios y derechos que la humanidad reconoce a todos los seres humanos por el mero hecho de serlo .La Convención para la prevención y sanción del delito de genocidio de 1948 proporciona por primera vez una definición jurídica del mismo. Posteriormente, el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional tipificó este tipo de comportamientos en su artículo 6 (homicidio, agresiones sexuales y lesiones graves, y sometimiento a condiciones de vida destructiva). Si embargo, los castigos y torturas respecto a quienes son diferentes se siguen produciendo. En este artículo veremos un caso particular respecto a la Colectividad que nos atañe: Pese a todas las declaraciones existentes, se sabe que la homofobia es generalizada en Chechenia, y en los últimos años han surgido informes de una constante "purga" de homosexuales en esa república del Cáucaso, parte de la Federación Rusa. Dichos informes denuncian redadas y detenciones en prisiones secretas que algunos definen como "campos de concentración para homosexuales" donde personas gay -o simplemente percibidas como gay- son golpeadas, torturadas, en unos casos hasta muertos y desaparecidos. El gobierno checheno negó los reportes tildándolos de "mentiras", asegurando que en esa república no existen homosexuales. La periodista rusa Elena Milashina, quien señaló que se conocen por lo menos cuatro prisiones secretas. Dos se encuentran en Grozny, la capital chechena, y hay una en Argún -que fue la primera que identificamos- donde tenían detenidas a personas LGBT, donde las golpeaban, torturaban y asesinaban", le dijo Milashina al programa Victoria Derbyshire de la BBC. Sin embargo hay dificultades en la investigación por la constante represión del gobierno en Chechenia y porque la comunidad LGBT de ese país es muy hermética para protegerse de las autoridades. Svetalana Zakharova, de la Red LGBT de Rusia, una organización de apoyo que abrió una línea telefónica para ayudar a las víctimas, dijo a la BBC que los detenidos son devueltos a sus familias en espera de que ellas mismas los maten. "Las matanzas de honor en Chechenia son reales", aseguró la activista. "Aunque los detenidos hayan logrado escapar, todavía tienen mucho miedo, todavía temen por sus vidas". Esos temores son reales ya que, el mismo gobierno checheno no sólo reprime toda actividad gay sino que fomenta la violencia familiar contra sus propios hijos para que puedan purgar su vergüenza. Tras dos violentos conflictos separatistas en las últimas décadas, Chechenia está ahora bajo el mando de Ramzan Kadyrov, un líder autoritario que tiene su propia milicia privada y que es intensamente leal al presidente de Rusia, Vladimir Putin. El portavoz de Kadyrov, Alvi Karimov, negó en un comunicado los reportes de las detenciones llamándolos "mentiras" y asegurando de los homosexuales "simplemente no existen en la República"."Si tales personas existiesen en Chechenia, la ley no tendría que preocuparse por ellas ya que sus parientes lo habrían enviado a un lugar de donde nunca regresarían", leyó el comunicado. Todo dicho.

¿Qué hace la Comunidad Internacional en relación al tema?

La resolución aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el 26 de septiembre de 2014, para combatir la violencia y la discriminación por orientación sexual e identidad de género, representa un logro muy importante para la defensa de los principios de la Declaración de Derechos Humanos, dijeron hoy 25 asociaciones de derechos humanos y otros grupos. Esta nueva resolución sigue a la resolución adoptada en junio de 2011 por el Consejo de Derechos Humanos, que fue la primera de un organismo de la ONU en abordar las violaciones de derechos humanos basadas en el género. Grupos globales de activistas, varios países latinoamericanos y del mundo, entre los cuales se encuentra Uruguay y también Alemania, fueron patrocinadores de la resolución, que trata de proteger y garantizar uno de los derechos más importantes del mundo: El derecho a ser y amar a quien nos parezca. Los invito a no cerrar los ojos y a seguir luchando con todas las posibilidades a nuestro alcance en la conquista de una de las facultades más importantes del Ser Humano: La libertad.

Brindemos por eso.

Profesora Sheina Lee Leoni Uruguay. Montevideo, enero 2021

Referencias bibliográficas

1- LOS INTENTOS DE EXTERMINIO NAZI DE LOS HOMOSEXUALES EN LA LITERATURA- CHRISTINA HOLGADO SÁEZ- Universidad de Granada

2- La historia olvidada del Nazismo: los homosexuales durante el Holocausto-Patricia Moreno Ruiz-Olalde-Ciencias de la Información. Universidad Pontificia de Salamanca.

Portales y noticias:

https://www.un.org/es/holocaustremembrance/res607.shtml https://www.hrw.org/es/news/2014/09/26/onu-resolucion-historica-en-defensa-de-los-homosexuales

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-39599262 https://valenciaplaza.com/welcome-to-chechnya-el-documental-sobre-el-genocidio-gay-ocurrido-en-hechenia?fbclid=IwAR1Z_7kLd2OsKniJKI0ksV4EKQH4cFGxguzCrUUmLjYrwn_63FrW9jOkOyg

https://www.dw.com/es/detienen-a-decenas-de-activistas-lgbti-en-mosc%C3%BA-y-san-petersburgo/a-54228821

https://blogs.20minutos.es/1-de-cada-10/2020/04/01/hace-tres-anos-en-chechenia-se-hizo-el-infierno/

Novelas recomendadas

1-Aimee & Jaguar: A Love Story, Berlin 1943 (Inglés)

2-NOCHE Y NIEBLA (Spanish Edition) (Español) ALESSIO PULEO

3-LOS HOMBRES DEL TRIÁNGULO ROSA- MEMORIAS DE UN HOMOSEXUAL EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN NAZIS- HEINZ, HEGER

4- Deportado Homosexual- Seel, P. y Le Bitoux, J. (2001) 5- SEDOM -INDEBIDAMENTE TUYO-MARISA RUBIO

-5- SEDOM -INDEBIDAMENTE TUYO-MARISA RUBIO

6-El hombre que amaba a los caballos –Sheina Leoni

Algo sobre mí

Soy docente , escritora y   activista LGBTQI.He ganado más de  cincuenta premios a nivel internacional  con diferentes poemarios y novelas.Puedes encontrar mis libros en Amazon.

Me encanta conocer a mis seguidores,a sí que te dejo mi correo

 

davidlee@adinet.com.uy

 

Abrazos

 

Sheina